Extracción de terceros molares. Un procedimiento de cuidado. Exodoncia

TERCEROS MOLARES

Son los molares que habitualmente se encuentran al final de la arcada dentaria 

Los terceros molares o también llamados cordales o molares del juicio se pueden presentar en la boca de nuestros pacientes de diferentes formas. Pueden erupcionar y cumplir una función masticatoria como todos los otros molares. Pueden salir o erupcionar parcialmente o pueden estar incluidos bajo la encía al interior del tejido óseo mandibular.

MUY IMPORTANTE. PUEDEN PRODUCIR INFECCIONES DE CUIDADO LLAMADAS PERICORONARITIS

No todos los terceros molares se deben extraer pero aquellos que no lograron salir completamente o muchos de los que se encuentran incluidos deben ser retirados por un especialista para evitar complicaciones como infecciones, quistes, reabsorciones de las raíces vecinas o facilitar la formación de caries en el segundo molar.

Este procedimiento es una extracción dentaria bien particular dado que se encuentra en una zona compleja y vecina a zonas anatómicas bien especiales y delicadas. En ocasiones el molar se encuentra profundo y con formas radiculares muy variadas.

Para su evaluación el profesional solicitará un estudio radiográfico que puede consistir en una radiografía panorámica o quizás requerir una tomografía o conebeam maxilofacial.

 

Su cirujano le explicará las etapas y realizará el procedimiento en un lugar especialmente preparado para mantener unas condiciones de asepsia, iluminación y aspiración adecuada.

 

Habitualmente se realiza bajo anestesia local pero puede programarse con un médico anestesista para una sedación endovenosa o para una anestesia general.

El profesional indicará una premedicación para disminuir el dolor y riezgo de infecciones post operatorias.

Una extracción puede ser compleja en manos no entrenadas y por ello es recomendable que estos procedimientos sean realizados por un cirujano maxilofacial especialistas.

Un procedimiento no debería sobrepasar los 45 minutos y las complicaciones pueden llegar a ser graves.

Cuidados luego de una EXTRACCIÓN 

En la clínica :

El tiempo que el paciente tiene adormecido un sector de la cavidad bucal por la anestesia varía según el tipo de anestesia y el lugar de aplicación. Durante dicho lapso, Ud. debe tener cuidado de no morderse las mejillas o labios. El efecto de la anestesia puede durar varias horas y luego de la misma, puede molestar o doler por 24 o 48 hs.

 

El profesional colocará una gasa en el lugar de la extracción, para impedir el sangrado y favorecer la formación de un coágulo en el alvéolo. La gasa debe permanecer fija en lo posible de 30’  minutos. Debe evitar retirarla antes de ese tiempo y solamente en caso de un hemorragia será necesario morder una nueva.

 

La extracción de un diente es una cirugía menor. Por lo tanto, es natural que ocurran cambios temporales en su boca. Su funcionamiento será normal luego de unos pocos días. En el intertanto, deberá seguir algunos pasos para ayudar a la cicatrización, prevenir complicaciones y ayudarse Ud. mismo a sentirse más cómodo.

En su Casa:

Puede ocurrir sangrado una vez removida la gasa; en tal caso, doble una gasa en forma de cuadrado y colóquelo en el lugar de la extracción. Presione en forma moderada, cerrando firmemente los dientes otros 30’ y luego retírela con cuidado.

No se realice buches, enjuagatorios ni succione bombillas por ningún motivo. No es preocupante algún hilo de sangre o que la gasa tome color rojo luego al retirarla. Puede cambiarla varias veces, pero recuerde que la anestesia está desapareciendo, por lo tanto la primera gasa que Ud. colocó debe ser la útil.

Si el sangrado persiste y aparecen coágulos en la boca, recurra nuevamente al Odontólogo.

Recuerde tomar sus medicamentos según la receta y no esperar el dolor para tomar la dosis respectiva y seguir estas indicaciones (como referencia. las particulares se las entregará su tratante):

  • Morder gasa durante 30 minutos

  • No enjuagar o efectuar gárgaras o buches

  • No fumar en una semana

  • Reposo relativo sin deporte durante una semana

  • Alimentación blanda durante 3 días

  • Aplicar frío en la zona, 5 minutos cada una hora durante dos días

  • Aplicar calor local desde el tercer día

  • Mantener buena higiene en la boca y limpieza de la zona suavemente

  • Acudir a control con su tratante a la semana siguiente

  • Luego de la finalización del efecto anestésico habrá dolor y deberá disminuir durante la semana siguiente. En caso de aumentar en vez de disminuir desde el tercer día debe acudir o contactar a su tratante

  • Debe tomar todos sus medicamentos

  • No olvide llamar al celular de cirujano en caso de cualquier duda 

Siempre es recomendable que sea realizada por un cirujano maxilofacial especialista. El podrá hacer que un procedimiento complejo se transforme en algo sencillo.

Dr. Antonio Marino

Cirujano Maxilofacial

www.maxilofacial.cl

Nueva Providencia 2155 B oficina 1210 Santiago Chile

Metro los Leones

Edificio Panorámico

  • Icono social Instagram

© 2002-2020 by Clínica Odontológica maxilofacial.com.