top of page
antonio marino.jpg

Dr. Antonio Marino 

Cirujano Maxilofacial

Universidad de Chile

Una cirugía ortognática es un procedimiento clave en la vida de muchos pacientes. Debe ser preparada meticulosamente y tiene una serie de etapas desde el momento en que ingresa a nuestra consulta hasta el instante en que le indicamos su alta.

Nuestro trabajo es en quipo, actuamos en conjunto a ortodoncistas, periodoncistas, rehabilitadores, médico anestesista, cirujanos maxilofaciales, kinesiólogos maxilofaciales, fono audiólogos y otorrino laringólogo.

En tu primera consulta realizaremos un examen detallado, solicitaremos tomografías y planificaremos un estudio inicial 3d para comenzar el proceso. 

Una cirugía ortognática se realiza por tres cirujanos maxilofaciales, un médico anestesista y una arsenalera. Nuestro equipo profesional está conformado completamente por porfesionales especialistas formados en pre-grado y post- grado en la Univesidad de Chile y contamos con más de 18 años de experiencia. 

Clasificación 2024 básica de las anomalías dentofaciales dependiendo de la relación de tamaño entre el maxilar y la mandíbula

Dependiendo de la relación entre el maxilar y la mandíbula se agrupan los diagnósticos de las anomalías dentofaciales en dos tipos

Clases II esqueletales: Aquellas en que la mandíbula es más pequeña que el maxilar.

Clases III esqueletales: Aquelas  en que la mandíbula es de mayor tamaño que el maxilar superior.

De acuerdo a eso explicaremos los tratamientos de ambas situaciónes en detalle:

Cirugía Ortognática para pacientes Clase II y clase III: Tratamiento y Resultados

ortognatica clase 2
ebook cirugia ortognatica

El crecimiento de los maxilares

El crecimiento adecuado y conjunto de los maxilares es crucial durante el desarrollo de un individuo. La carga genética y la función correcta contribuyen al avance armónico de ambos maxilares, finalizando el crecimiento cerca de los 17 años con estructuras alineadas, una oclusión dentaria adecuada y funciones ideales del sistema estomatognático.

Factores que afectan el crecimiento de los maxilares

Evaluación maxilofacial en cirugía ortognática


Existen numerosos factores, tanto genéticos como ambientales, que pueden provocar alteraciones en el crecimiento de los maxilares. Entre los factores ambientales se encuentran patrones funcionales alterados, como la deglución atípica y parafunciones como succión digital o uso prolongado del chupete en la infancia.
Malos hábitos que influyen en el crecimiento maxilar

Algunos malos hábitos que afectan el crecimiento de los maxilares incluyen:

  • Succión de dedo

  • Uso de chupete

  • Onicofagia (comer o morder las uñas)

  • Morder lápices

  • Respiración bucal por obstrucciones en pacientes alérgicos

  • Interposición lingual por lengua grande

Patologías hereditarias y su influencia en el crecimiento maxilar

Las alteraciones hereditarias pueden ser simplemente herencia de patrones esqueléticos de maxilares pequeños sin llegar a ser alguna patología por parte de los padres. Estos casos pueden manifestarse en los hijos como mandíbulas pequeñas y si se suman algunos de los factores funcionales mencionados anteriormente, pueden requerir tratamiento por un ortodoncista y cirujano maxilofacial.


Síndromes y alteraciones genéticas
En algunos casos, el tamaño de la mandíbula es significativamente más pequeño debido a anomalías genéticas asociadas a síndromes. Estos pacientes generalmente presentan alteraciones en más de una estructura, como orejas, ojos, piel de la zona, cejas e incluso manifestaciones en otros sistemas del organismo como el corazón o manos.

Tratamiento quirúrgico

En casos de alteraciones genéticas, los tratamientos deben comenzar en la infancia y pueden incluir más de una cirugía y procedimientos complementarios, como el uso de aparatos diseñados para generar crecimiento en la mandíbula, denominados distractores
Alteraciones asociadas a pacientes clase II
Los pacientes clase II pueden presentar diversas alteraciones, como:

  • Bruxismo

  • Patología de las articulaciones témporo 

  • Cefaleas

  • Dolor en los oídos

  • Sensación de oídos tapados

  • Ruido en las articulaciones

  • Dolor o sensación de cansancio en los músculos masticadores

  • Sensación de no haber descansado en las mañanas

  • Desgastes en los dientes o facilidad para romper los dientes

  • Ronquidos

  • Apneas del sueño

 

Características fisonómicas de los pacientes clase II

Los pacientes clase II pueden tener rasgos faciales similares y presentar signos comunes o una combinación de ellos:

  • Mandíbula más pequeña

  • Espacio entre los dientes superiores e inferiores

  • Mentón arrugado o crispado

  • Dificultad para cerrar los labios

  • Ausencia del surco mento labial

  • Sonrisa gingival, al sonreír el paciente muestra encía en exceso

  • Presencia de ojeras o aspecto de respirador bucal

  • Presencia de amígdalas grandes

  • Presencia de adenoides

 

Cirugía Ortognática en pacientes clase II

La cirugía ortognática es un tratamiento indicado para pacientes clase II que presentan alteraciones esqueléticas y maloclusiones que no pueden ser tratadas únicamente con ortodoncia. Este procedimiento quirúrgico tiene como objetivo corregir las deformidades de los huesos maxilares y mejorar la función masticatoria, la estética facial y la calidad de vida del paciente.
 

Proceso de tratamiento en pacientes clase II

El tratamiento en pacientes clase II generalmente comienza con un diagnóstico exhaustivo, que incluye análisis de radiografías, fotografías y modelos de estudio. Posteriormente, se realiza un tratamiento ortodóncico para alinear los dientes y preparar al paciente para la cirugía ortognática. Una vez que se ha logrado la alineación dental óptima, se lleva a cabo la cirugía, que puede involucrar uno o ambos maxilares, según las necesidades específicas del paciente.
 

Resultados y beneficios de la cirugía ortognática en pacientes clase II

La cirugía ortognática en pacientes clase II ofrece múltiples beneficios, como:
Mejorar la función masticatoria
Corregir la maloclusión y los problemas de articulación temporomandibular
Mejorar la estética facial
Reducir los síntomas asociados a alteraciones como el bruxismo, ronquidos y apneas del sueño
Aumentar la autoestima y calidad de vida del paciente.

En conclusión, la cirugía ortognática es un tratamiento eficaz y seguro para pacientes clase II que presentan alteraciones esqueléticas y maloclusiones. Este procedimiento quirúrgico, en conjunto con un tratamiento ortodóncico previo, puede mejorar significativamente la función masticatoria, la estética facial y la calidad de vida de los pacientes afectados.

 

Resultados y beneficios de la cirugía ortognática en pacientes clase II


Recuperación y cuidados postoperatorios
Después de la cirugía ortognática, es fundamental seguir las recomendaciones del cirujano maxilofacial y del ortodoncista para asegurar una recuperación adecuada y evitar complicaciones. Algunos consejos útiles para la etapa postoperatoria incluyen:

  • Seguir una dieta blanda o líquida durante las primeras semanas, según las indicaciones del cirujano

  • Mantener una buena higiene bucal, utilizando enjuagues con soluciones antisépticas y un cepillo de dientes suave

  • Evitar actividades físicas intensas y deportes de contacto durante el tiempo recomendado por el cirujano

  • Tomar los medicamentos prescritos para el control del dolor y la inflamación

  • Asistir a las consultas de seguimiento con el cirujano y el ortodoncista para monitorear la evolución del tratamiento y realizar ajustes cuando sea necesario.

 

Expectativas a largo plazo


La cirugía ortognática en pacientes clase II puede ofrecer resultados duraderos y satisfactorios en términos de función masticatoria, estética facial y calidad de vida. Sin embargo, es esencial mantener un seguimiento regular con el ortodoncista y el cirujano maxilofacial, así como adoptar hábitos saludables de higiene bucal y alimentación para garantizar la estabilidad de los resultados obtenidos.


Ua cirugía ortognática es una opción efectiva y segura para tratar a pacientes clase II con alteraciones esqueléticas y maloclusiones que no pueden ser corregidas solo con ortodoncia. Este tratamiento, en conjunto con una adecuada preparación ortodóncica y un seguimiento postoperatorio riguroso, puede mejorar significativamente la función masticatoria, la estética facial y la calidad de vida de los pacientes afectados. Si sospecha que puede ser candidato para este tipo de cirugía, consulte a un especialista en ortodoncia y cirugía maxilofacial para obtener una evaluación y orientación personalizada.
 

Cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas especializados en cirugía ortognática

Es fundamental contar con profesionales altamente capacitados y con experiencia en el tratamiento de pacientes clase II mediante cirugía ortognática. Los cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas especializados en este tipo de intervenciones pueden ofrecer un abordaje integral y personalizado, garantizando los mejores resultados posibles.

Al buscar un especialista, es importante investigar sobre su formación académica, experiencia en el campo y reputación entre sus pacientes. Además, es recomendable acudir a varias consultas con diferentes profesionales para obtener una segunda opinión y sentirse cómodo con la decisión final.

Casos exitosos de cirugía ortognática en pacientes clase II

En internet, es posible encontrar testimonios y casos exitosos de pacientes clase II que han sido tratados con cirugía ortognática. Estas historias pueden ser una fuente de inspiración y confianza para aquellos que están considerando someterse a este tipo de intervención. Además, pueden ofrecer información valiosa sobre los aspectos a tener en cuenta al elegir a un especialista y el proceso de recuperación postoperatoria.

Investigación y avances en cirugía ortognática para pacientes clase II

La cirugía ortognática es un campo en constante evolución, con nuevos avances y técnicas que buscan mejorar la eficacia y seguridad del tratamiento. La investigación en este ámbito permite desarrollar mejores enfoques quirúrgicos, así como nuevos dispositivos y tecnologías que faciliten la corrección de las deformidades esqueléticas y maloclusiones en pacientes clase II.

Mantenerse informado sobre los últimos avances en cirugía ortognática es fundamental para los profesionales que se dedican a este tipo de intervenciones, así como para los pacientes que desean tomar decisiones informadas sobre su tratamiento.

Apoyo emocional para pacientes sometidos a cirugía ortognática

La cirugía ortognática puede ser un proceso emocionalmente desafiante para muchos pacientes, ya que implica cambios significativos en su apariencia y función masticatoria. Es fundamental contar con un buen apoyo emocional por parte de amigos, familiares y profesionales de la salud mental para ayudar a sobrellevar las preocupaciones y miedos asociados con la intervención y el proceso de recuperación.

Existen grupos de apoyo y comunidades en línea donde los pacientes que han pasado por una cirugía ortognática pueden compartir sus experiencias y brindar consejos a quienes están considerando someterse a este tipo de tratamiento. Estos espacios pueden ser de gran ayuda para enfrentar los desafíos emocionales y prácticos relacionados con la cirugía ortognática.

Financiamiento y costos de la cirugía ortognática

El costo de la cirugía ortognática puede variar dependiendo de diversos factores, como la complejidad del caso, la experiencia del cirujano maxilofacial, la clínica donde se realice la intervención y la ubicación geográfica. Por ello, es crucial investigar y comparar los precios antes de tomar una decisión.

Algunos seguros médicos cubren parcial o totalmente los gastos de la cirugía ortognática, siempre que se demuestre que el tratamiento es necesario desde un punto de vista funcional y no solo estético. Es importante revisar la cobertura de su seguro médico y comunicarse con su proveedor para obtener información detallada sobre las condiciones y los montos cubiertos.

Además, existen opciones de financiamiento y planes de pago disponibles en algunas clínicas, lo que puede facilitar el acceso a la cirugía ortognática para pacientes con diferentes capacidades económicas.

Cirugía ortognática y autoestima

La corrección de las deformidades esqueléticas y maloclusiones en pacientes clase II mediante cirugía ortognática puede tener un impacto positivo en la autoestima y la percepción de la imagen corporal. Muchos pacientes reportan una mayor satisfacción con su apariencia y una mejora en su calidad de vida después de someterse a este tipo de tratamiento.

Es importante tener en cuenta que la cirugía ortognática no solo busca mejorar la estética facial, sino también corregir problemas funcionales, como la masticación y la respiración. Por lo tanto, el aumento de la autoestima en pacientes tratados con cirugía ortognática puede estar relacionado tanto con los cambios estéticos como con la mejora en la función masticatoria y respiratoria.

Prevención de problemas de clase II

Aunque algunos casos de clase II tienen un origen genético y no pueden prevenirse completamente, existen medidas que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar maloclusiones y problemas esqueléticos en niños y adolescentes:

  • Promover la lactancia materna, ya que favorece el desarrollo adecuado de los maxilares y la posición de los dientes

  • Corregir hábitos nocivos, como la succión del dedo y el uso prolongado del chupete, que pueden alterar el crecimiento de los maxilares y la posición de los dientes

  • Fomentar una correcta higiene bucal desde la infancia para prevenir problemas dentales que puedan afectar la oclusión y el crecimiento de los maxilares

  • Acudir a revisiones periódicas con el odontopediatra y el ortodoncista para detectar y tratar a tiempo posibles anomalías

En resumen, la cirugía ortognática es un tratamiento efectivo y seguro para pacientes clase II con maloclusiones y deformidades esqueléticas que no pueden solucionarse únicamente con ortodoncia. La colaboración entre cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas especializados es fundamental para garantizar un abordaje integral y personalizado, así como para lograr los mejores resultados posibles. Los pacientes que se someten a cirugía ortognática pueden experimentar una mejora en su autoestima y calidad de vida, tanto por los cambios estéticos como por la corrección de problemas funcionales.

Tratamiento en pacientes con clases III o prognatismos

El prognatismo es una condición facial en la cual la mandíbula inferior se encuentra prominentemente hacia adelante en relación al maxilar superior. Esta malformación puede tener diversas características clínicas que son importantes de entender. A continuación, exploraremos algunas de estas características basándonos en los resultados de la búsqueda realizada

Es importante destacar que los resultados de la búsqueda no proporcionaron información específica sobre las características clínicas del prognatismo. Sin embargo, podemos mencionar algunas consideraciones generales:

  1. Proyección de la mandíbula: El rasgo más evidente del prognatismo es la proyección excesiva de la mandíbula hacia adelante, lo que resulta en una apariencia facial desproporcionada.

  2. Maloclusión dental: El prognatismo puede causar una maloclusión dental, lo que significa que los dientes superiores e inferiores no encajan correctamente. Esto puede resultar en problemas de mordida y dificultades para masticar.

  3. Alteraciones faciales: Además de la proyección de la mandíbula, el prognatismo puede estar asociado con otros cambios en la apariencia facial. Estos pueden incluir una barbilla prominente y una sonrisa que muestra más los dientes inferiores que los superiores.

  4. Problemas respiratorios: En algunos casos, el prognatismo puede causar obstrucción de las vías respiratorias superiores, lo que puede dificultar la respiración y provocar problemas respiratorios durante el sueño, como la apnea del sueño.

Es importante tener en cuenta que las características clínicas pueden variar según la gravedad del prognatismo y las características individuales de cada paciente. El diagnóstico y tratamiento adecuados deben ser realizados por profesionales de la salud, como ortodoncistas y cirujanos maxilofaciales, quienes evaluarán cada caso de manera personalizada.

El tratamiento de un prognatismos es basicamente el mismo que el de las clases II , se realiza una planificación en conjunto con el ortodoncista. El especialista en ortodoncia luego de un estudio decide de que manera alinear las piezas dentarias de manera tal que el cirujano en el momento de la cirugía pueda hacer coincidir ambas arcadas dentarias en una clase I. Esa preparación de ortodoncia puede durar entre 1 y 3 años dependiendo de la edad del paciente, características de sus huesos y grado de apiñamiento dentario.

Una vez culminado el proceso de preparación ortodóncica comienza la etapa de preparación de la ciruugía ortognática. Momento en el cual su cirujano alineará sus maxilares corrigiendo en forma definitiva su períl desde el punto de vista estético y de la mordida.

Las clases III tienen generalmente problemas respiratorios asociados a respiración bucal, dificultad para respirar por sus fosas nasales. Durante la cirugía se despeja la zona para mejorar la ventilación y se acomodan sus maxilares fijandolos con miniplacas  y tornillos de titanio. 

Recuperación y cuidados postoperatorios en cirugía ortognática

 

La recuperación después de una cirugía ortognática puede variar según la complejidad del caso y la técnica quirúrgica empleada. Sin embargo, hay algunos consejos generales que pueden ayudar a los pacientes a sobrellevar el proceso de recuperación de manera más cómoda y segura:

  1. Seguir las indicaciones del cirujano maxilofacial y el ortodoncista en cuanto a la medicación, el cuidado de la herida y las restricciones de actividad física.

  2. Mantener una dieta líquida o blanda durante las primeras semanas después de la cirugía, según las recomendaciones del especialista.

  3. Evitar el consumo de tabaco y alcohol, ya que pueden interferir con la cicatrización y aumentar el riesgo de complicaciones.

  4. Realizar ejercicios de movilidad y apertura bucal suaves, siempre bajo supervisión del especialista, para facilitar la recuperación de la función masticatoria y prevenir la rigidez en las articulaciones témporo-mandibulares.

  5. Acudir a las consultas de seguimiento con el cirujano maxilofacial y el ortodoncista para evaluar la evolución del caso y ajustar el tratamiento si es necesario.

Riesgos y complicaciones de la cirugía ortognática

 

Aunque la cirugía ortognática es un procedimiento seguro y con altas tasas de éxito, como cualquier intervención quirúrgica, conlleva ciertos riesgos y complicaciones que deben tenerse en cuenta. Algunas de las complicaciones más comunes incluyen:

  • Hemorragias

  • Infecciones

  • Problemas en la cicatrización de los tejidos y los huesos

  • Daño a los nervios faciales, que puede causar entumecimiento o debilidad temporal en la zona afectada

  • Reabsorción ósea o inestabilidad en las áreas de osteotomía

  • Relajación o desplazamiento de las placas y tornillos utilizados para fijar los huesos

Es fundamental que los pacientes estén bien informados sobre los riesgos y complicaciones asociados con la cirugía ortognática y discutan sus preocupaciones con el cirujano maxilofacial y el ortodoncista antes de tomar una decisión sobre el tratamiento. Además, seguir las indicaciones y cuidados postoperatorios es esencial para minimizar los riesgos y garantizar una recuperación exitosa.

Cirugía ortognática y calidad de vida

La cirugía ortognática no solo mejora la apariencia física y la autoestima de los pacientes clase II, sino que también puede tener un impacto significativo en la calidad de vida en general. Al corregir problemas funcionales como la masticación y la respiración, los pacientes pueden experimentar una reducción en la aparición de síntomas y complicaciones asociadas con la maloclusión y las deformidades esqueléticas.

Algunos de los beneficios que la cirugía ortognática puede ofrecer en términos de calidad de vida incluyen:

  • Mejora en la capacidad de masticar y disfrutar de diferentes alimentos

  • Reducción de la tensión y el dolor en las articulaciones temporomandibulares y los músculos faciales

  • Disminución de los ronquidos y la apnea del sueño, lo que puede mejorar la calidad del descanso nocturno

  • Mejora en la respiración nasal y reducción de la obstrucción en pacientes con respiración bucal

  • Prevención de problemas dentales a largo plazo, como el desgaste y la fractura de los dientes

  • Mejora en la comunicación y la interacción social, debido a una mayor confianza en la apariencia y la capacidad de hablar y masticar correctamente

La cirugía ortognática es un tratamiento efectivo y duradero para pacientes clase II con maloclusiones y deformidades esqueléticas. La mayoría de los pacientes experimentan resultados satisfactorios a largo plazo y una estabilidad en la corrección de sus problemas dentales y esqueléticos.

No obstante, es importante recordar que la cirugía ortognática es solo una parte del tratamiento integral para estos pacientes. La colaboración con un ortodoncista experimentado es fundamental para garantizar un abordaje adecuado y la estabilidad de los resultados a lo largo del tiempo. Los pacientes deben continuar con visitas periódicas al ortodoncista y seguir las indicaciones de mantenimiento y cuidado para evitar la aparición de nuevos problemas o la recurrencia de las maloclusiones.

En conclusión, la cirugía ortognática es una opción de tratamiento efectiva y segura para pacientes clase II que presentan maloclusiones y deformidades esqueléticas que no pueden resolverse con ortodoncia solamente. Al abordar tanto los aspectos estéticos como los funcionales de los problemas dentales y esqueléticos, los pacientes pueden experimentar una mejora significativa en su autoestima y calidad de vida. Es esencial contar con un equipo multidisciplinario de cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas para garantizar un enfoque integral y personalizado y lograr resultados exitosos y duraderos.

bottom of page